top of page

Por Roberto Bahena


La felicidad del Día de las Madres acabó pronto para dos mujeres que fueron violentadas en las colonias Palo Vede y Romanza, por su hijo y esposo, respectivamente, mientras que una tercera logró huir luego de golpear a su hija, cuando se encontraba en estado de ebriedad y drogada.





En un domicilio ubicado en calle Séptima, de la colonia Palo Verde, agentes municipales detuvieron a Edwin Alexander “N”, de 22 años de edad, esto luego de que su madre denunció que el joven desde que se levantó comenzó a insultarla y amenazarla verbalmente, por lo que solicitó la ayuda policial.


Edwin se encontraba en el patio del domicilio, pero al ver a la policía, brincó la barda posterior para correr por la calle Benito Juárez, pero fue alcanzado y arrestado.


A las 05:15 horas de este miércoles, agentes acudieron a retorno Cárdenas, del fraccionamiento Romanza, donde detuvieron a Jesús “N”, luego de que fue denunciado por su esposa, tras haberla insultado y golpeado con la carátula de un autoestéreo en la mano derecha, lo que le provocó un hematoma.


Caso contrario a los anteriores, una madre que se encontraba bajo los influjos del alcohol y las drogas, golpeó a su hija con un cable en piernas y brazos, lo que le provocó varias lesiones.


Los hechos ocurrieron a las 02:30 horas de hoy, en un domicilio ubicado en calle Hilario Olea y Lauro Gálvez, de la colonia Palo Verde, a donde llegó gritando para después arremeter a golpes contra la joven, quien pidió ayuda al 9-1-1, pero la madre agresora logró huir antes de la llegada de los policías.

Comments


facebook-messenger--v1.png
bottom of page