top of page

Por Roberto Bahena


En lo que va del año se han presentado alrededor de mil 207 denuncias por violencia contra adultos mayores, de las cuales 66 están en proceso de judicialización, casi todas por casos de violencia económica.





Armando Álvarez Nájera, procurador de la Defensa del Adulto Mayor, indicó que lamentablemente en la mayoría de los casos, se trata de los hijos o familiares directos que les quitan a los adultos mayores las tarjetas donde les depositan la pensión de Bienestar.


“Les quitan la tarjeta o los llevan al adulto mayor a la institución financiera, sacan el dinero y dejan al adulto mayor otra vez arrumbado ahí en su casa como si fuera un objeto”, lamentó.


Estos casos son complejos, dado a que las tarjetas son personales, por lo que se constituye un delito, pero dado a que, al presentar la denuncia, el violentador al ser familiar, continúan en la misma vivienda.


“Es lo primero que hacemos, una orden de restricción y los retiramos del lugar, por el amor de los padres es tan grande que luego permiten que los hijos regresen a pesar de que son drogadictos en muchos casos o consumidores de bebidas embriagantes, los adultos mayores, los padres siempre tienen ese sentimiento hacia sus hijos, los perdonan y ahí los tenemos”, subrayó.


Por ello se trabaja con la Procuraduría General de Justicia del Estado, para que se proceda en los casos donde esté en riesgo un adulto mayor.

Comments


facebook-messenger--v1.png
bottom of page