top of page

Por Roberto Bahena


A lo largo de nuevo años, Bubu un perrito de raza labrador de 15 años de edad, especialista en explosivos, aunque también detectaba narcóticos, prestó sus servicios en el grupo K9 de la Policía de Hermosillo y hace unos días perdió la batalla por un mal renal.


Gustavo Farid Quiroz Vargas binomio del K9 es quien se quedó a cargo de Bubu durante su último año de vida, a partir de que se jubiló y se encargó de llevarlo al mar y espacios abiertos para que disfrutara de sus últimos días.



“La verdad yo traté junto con mi familia de darle la mejor vida posible, al jubilarlo lo tratábamos de sacar a pasear, por ejemplo, a la playa allá en Guaymas, que estuviera también aquí en Hermosillo, que estuviera en contacto con otros perritos y pues yo digo que fue un año feliz para él”, expuso.


Blanca Gema Aguilar Atondo fue la encargada de Bubu a lo largo de sus nueve años de servicio y estuvo al pendiente durante su jubilación y lo pedía prestado para convivir con él, pues le guardó un gran cariño por todos los años de aventuras que les tocó vivir juntos.


“Era un perro muy bueno y es una lástima que era algo que se tenía que llegar y pues me conmueve todavía que no esté con nosotros y que pues imagínense, nueve años trabajando con él, 10 porque la jubilación y eso yo estaba al pendiente de Bubu, de cómo lo tienen, cómo está, lo llevan al doctor, hay veces que o lo pedía por días para llevarlo también, mi hijo se dio cuenta que Bubu ya no estaba, me dijo que no quería que se muera y todavía le da tristeza, pero son las leyes de la vida y hay que respetarlo”, puntualizó.


Bubu llegó a la Policía de Hermosillo a los cinco años, luego de ser adquirido al gobierno de Durango, donde prestó sus servicios, fue sobreviviente a la enfermedad de moquillo, el cual le dejó solo el 40% de la vista de un ojo, pero así se las ingeniaba para hacer las detecciones que llevaron a varios arrestos.

Comments


facebook-messenger--v1.png
bottom of page