top of page

Por Roberto Bahena


Luego de la deportación masiva de venezolanos de Estados Unidos hacia México, un grupo numeroso ha quedado varado en la ciudad de Hermosillo, mismos que están siendo atendidos en el albergue que encabeza el padre Gilberto Lezama, quien incluso les consiguió un empleo.





Nelson Contreras, venezolano de 58 años de edad, consideró que la manera de cómo fueron deportados de Estados Unidos fue injusta, pero juntos han podido salir adelante.


“El padre de la comuna San Luis, él nos dio apoyo, nos dio da techo, nos da comida y también nos consiguió este trabajo. - y también hay gente buena que nos ha ayudado, porque no nos podemos quejar aquí en Hermosillo ha salido bastante gente buena sin saber lo que está pasando, nos ha ayudado, nos ha brindado apoyo y eso es muy importante saber agradecer eso y nada, aquí estamos dándole”, expuso.


“Muy mal, todo el tiempo fue un engaño, desde que llegamos nos llevaron a un sitio, nos llevaron a otro, pero por otro lado era de madrugada, de hecho, llegamos aquí a la frontera y eran como las seis de la mañana, cuando nos despertamos y ya vimos que estaba el logo de México y que estábamos deportados y según ellos íbamos a Arizona a terminar el proceso y era que estábamos deportados”, explicó.


“Yo sí dejé a mi mamá y a mis hijos, buscando mejores oportunidades, pero no nos las dieron, hay que buscarlas en donde caigan las oportunidades y si es aquí, será aquí, de eso se trata, pero yo creo que la manera de que nos trataron y nos echaron, creo que fue injustamente, pero bueno, para los americanos las leyes de ellos y así estamos cada día, dándole, fíjese, mire mi condición, soy discapacitado y ellos no lo vieron, ahí no hay preferencia de nana, de nada, de nada, pero pa´lante, nada es imposible, imposible es quedarse sentado mirando con miedo a intentarlo, eso sí es imposible y aquí estamos dándole”, señaló.


Edison Joel Sandoval, Joel Comenares y Ricardo Yépez, son otros migrantes que acusaron que el tiempo que estuvieron en Estados Unidos solamente estuvieron presos, además de que lo engaños y fueron maltratados por parte de Migración.

“No allá presos, tres días presos allá y nos deportaron para acá para México, pero con engaños ¿por qué los deportaron a México y no directamente a Venezuela? Eso fue lo que nos tiene aquí, porque nosotros nos entregamos como se estaban entregando todos los venezolanos, nos estaban dando el refugio a nosotros, pero una vez que entramos a Estados Unidos pusieron títulos ahí, un decreto en el cual decía que todos los venezolanos teníamos que ser expulsados, pero en ningún momento nos hicieron firmar un papel. Nos expulsaron del país con engaños, porque nos dijeron que nos llevaban a Arizona a hacer tramites más rápidos”, expuso.


“Somos un grupo de venezolanos, más de 500 personas las cuales entramos en el proceso estipulado, algunos compañeros entramos 8, 9, 10 hasta el 11 y todavía no se había aplicado ese artículo, luego obviamente cuando nosotros estábamos en el proceso, allá en Migración como tal, no sabíamos nada de lo que estaba pasando afuera, porque ahí no teníamos comunicación de nada, pero sí sabíamos que estábamos dentro del sistema”, explicó.

Comments


facebook-messenger--v1.png
bottom of page