top of page

Por Roberto Bahena


Joel Antonio, el hombre de 33 años, que sufrió una descarga el jueves pasado en su domicilio, mientras intentaba reconectar la energía eléctrica para que sus hijos no sufrieran calor, perdió la vida al no superar las lesiones, pero la familia decidió donar sus órganos.


Rosa Elvia García Vargas, suegra de Joel Antonio, señaló que fue una decisión que tomó su hija, para dentro de la desgracia que viven, dar esperanza de vida a otras personas.




“La esposa donó los órganos, los ojos, lo que pudo, lo que pudo mi hija, anoche. Para vidas, sí, adelante, ya que él no lo pudo hacer, que lo hagan otras personas”, manifestó.


Joel Antonio perdió la vida a las 10:00 de la noche en la clínica 14 del IMSS, lo que dejó desamparado a sus cinco hijos y esposa, al ser el único sustento de su hogar, por lo que piden ayuda para gastos funerarios y útiles escolares, pues el fin de semana acudirían a comprarlos, pues no tenían recursos al ser de oficio albañil.


“Anoche falleció mi yerno, como a las nueve, 10 de la noche y pues una tristeza, un dolor en el corazón porque no esperábamos esto nosotros, porque ella pues tiene cinco hijos, no trabaja, lo que quiero que me ayuden para los niños, principalmente y ahorita la cuestión de la luz, no tienen luz y aquí están en mi casa y somos ocho, 12 estamos viviendo en mi casa, es casa chica, pero de todos modos los tengo yo. Están destrozados los niños, no paran de llorar, anoche no pudimos dormir con el dolor”, expuso.


Si usted desea apoyar a la familia para los gastos funerarios, con zapatos o útiles escolares, pueden comunicarse al teléfono 6624 11 20 58 o acudir al domicilio número 7, de la calle Tundras, entre Acantilados Sur y Acantilados Norte, de la colonia Tierra Nueva.

Comments


facebook-messenger--v1.png
bottom of page