Por Roberto Bahena


De nueva cuenta, padres de familia de niños que estudian la primaria en la escuela Leona Vicario, se manifestaron para exigir a la Secretaría de Educación y Cultura (SEC) aclare la situación del plantel que cerró desde octubre del 2021 y el futuro de sus hijos.





Noé Fernando Arellano Victoria, padre de una estudiante de quinto grado, mismo que habló a nombre de los demás afectados, indicó que la SEC les había dicho que se compartiría el plantel de la secundaria Lázaro Cárdenas, con estudiantes del Cobach 7, pero ante los recursos legales interpuestos, ya no saben lo qué pasará.


Esto ha afectado a 336 alumnos que tenía la escuela Leona Vicario, sin embargo, 76 optaron por cambiar de escuelas, pero quedan 260, además de que hay inscritos 54 de nuevo ingreso para el próximo ciclo escolar.





“Posteriormente los padres de familia de los alumnos del Cobach 7 metieron un amparo, obtuvieron la suspensión provisional y luego la definitiva, porque ellos quieren permanecer en el plantel, sentimos que es una postura un poco injusta, porque nosotros no queremos sacarlos, sino lo que queremos es compartir, ellos en un ala y nosotros en otra, porque tanto tienen derecho sus hijos a una educación presencial y de calidad, como lo tienen los nuestros”, dijo.


Ante esto les han dado una solución que consideran poco ortodoxa, pues es separar al plantel en cuatro escuelas para terminar el ciclo escolar, que serían las escuelas Rosalía Moreno, Cuauhtémoc, Club de Leones y Benito Juárez; ubicadas a un costado del Centro de Gobierno, dos en las colonias Piedra Bola, y una más en la San Benito.





También les propusieron mandar a todos juntos a un plantel ubicado en el fraccionamiento Pueblitos, ubicado al norte de la ciudad, pero les sería prácticamente imposible por la larga distancia que hay entre las zonas donde viven y trabajan.


“El lunes tuvimos una reunión y nosotros planteamos la idea de que se busque un plantel donde pudieran estar todos, dicen que no hay, hay uno pero es en Pueblitos, es demasiado lejos y volvimos a insistir el lunes que se busque algún edificio de gobierno que se pueda adaptar o rentar algún inmueble donde se pudiera, pero dicen que han checado algunos inmuebles y que no tienen las condiciones”, enfatizó.


Además, otra cuestión que les preocupa a los padres de familia, es el estado que guarda el inmueble centenario que data de 1906, pues tratan de evitar se deteriore más y que se pierda parte de la memoria histórica colectiva de la capital sonorense.


“También lo que queremos es certidumbre de que se lleve a cabo la rehabilitación de la escuela, porque a la mejor algunos de nosotros, nuestros hijos ya van de salida, pero vienen más generaciones atrás y es un edificio histórico que forma parte de la memoria histórica de la ciudad y del estado y tenemos que luchar por protegerlo, que realmente se rehabilite, que no se deje, que no se haga y en determinado momento cuando lo quieran hacer, ya no tenga remedio”, concluyó.

  • YouTube - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo
  • facebook
  • Twitter Round
5a4e2ef62da5ad73df7efe6e.png
facebook-messenger--v1.png