top of page

Con una carrera que inició a los 10 años en el hockey hoy ofrece un testimonio de disciplina, satisfacciones y recorridos por el mundo representando a México


Al estudiante de la carrera de Nutrición y jugador delantero de hockey Jorge Alberto Gómez Gómez sus padres lo condujeron a temprana edad a practicar deporte y eligió el hockey por su parecido con el futbol soccer. Esa decisión lo convirtió en protagonista de una historia de retos, vivencias y éxitos que accedió a compartir.


"Tuve la suerte de que este deporte se me dio bien desde el principio, inicié en un campamento de verano y a los 5 meses ya estaba representando a Hermosillo en una olimpiada estatal, a los 4 meses me llamaron para mi primer torneo con Sonora y 2 meses después ya estaba jugando mi primer nacional de hockey", relató.



Consideró que las niñas, niños y personas jóvenes de esta ciudad que sienten curiosidad o interés por esta disciplina son privilegiados por tener a su disposición una cancha de calidad profesional que es única en Sonora, en el complejo deportivo del Centro de Usos Múltiples (CUM).


"A lo mejor este deportivo les queda muy lejos, pero todos tenemos algún parque cerca, una cancha o un lugar para hacer ejercicio, y sé que el gobierno está implicado en promover esos lugares y ponerles formadores para que les organicen actividades y es bueno que se acerquen, porque aparte de ser saludable se divierten y nunca se sabe lo que puede surgir de allí", recomendó.


Entre lo mucho positivo que puede resultar ubicó el aprender a trabajar en equipo, el trazo de metas y la disciplina para avanzar hacia ellas. "Creo que son cosas que el deporte en general, no solo el hockey, te inculca y que te sirven para muchos ámbitos de la vida".


Por ser las competencias de hockey entre dos equipos de 11 integrantes que miden sus destrezas y habilidades, la coordinación y colaboración entre compañeras y compañeros son tan importantes como el buen estado físico y mental, aseguró.


La disposición mental posibilita superar la dificultad de levantarse temprano a diario para ir al gimnasio, realizar las actividades cotidianas y luego volver a hacer ejercicio. "Es un sacrificio que se tiene que hacer pero que vale totalmente la pena", sostiene.

Su testimonio de viajes como parte de un equipo a competencias internacionales incluye el haber conocido Canadá, Estados Unidos, Chile, Argentina, Colombia, Perú, Inglaterra, España e India.


"Es muy lindo viajar y conocer otras culturas y el cómo lo que aquí es cotidiano en otras partes es anormal, te abre la mente en muchos aspectos el conocer gente nueva y sus costumbres, es algo que no cambiaría por nada y que el deporte te deja", destacó.


El joven estudiante de tercer semestre de la carrera de Nutrición reconoció el papel decisivo de sus padres en su desarrollo como deportista y ser humano. "Yo siempre he dicho que sin mis padres, sin el apoyo que me han dado y sin el cómo me han formado no hubiese logrado nada de lo que he logrado".


Su testimonio de agradecimiento abarca también a quienes lo han entrenado desde niño y han sido pieza fundamental de su formación. "Desde que tenía 10 años están detrás de mi aguantándome muchas cosas de niñito pequeño y ahora más grande algunos berrinches tal vez, pero siempre detrás de mi tratando de guiarme", evocó.


Se visualizó en lo inmediato conciliando sus responsabilidades como estudiante con la práctica de este deporte y la participación en competencias, e incluso fungiendo como entrenador de jugadoras y jugadores más jóvenes, como recientemente lo hizo en España, y a mediano plazo como un profesionista en nutrición activo en competencias de hockey.

facebook-messenger--v1.png
bottom of page