Por Roberto Bahena


Uno de los sectores con más afectaciones a consecuencia de la pandemia por Covid-19, ha sido el turístico, y con ello el hotelero, algunos incluso tuvieron que cerrar sus puertas temporal o definitivamente.


Juan Pedro Vanegas Burke, presidente de la Asociación Sonorense de Hoteles y Moteles, detalló que, aunque no se tiene un número exacto de cuántos empleos se perdieron, se estima que fue entre un 15 y 20% de la plantilla laboral en la entidad.


En los restaurantes de los hoteles se redujo al 10% de aforo, mientras que la ocupación de las habitaciones en algunos casos llegó a caer hasta menos del 10%, lo cual los tenía en condiciones no aptas para la operatividad de los negocios, por lo que algunos decidieron cerrar sus puertas temporalmente, principalmente en lugares turísticos como Puerto Peñasco, Guaymas-San Carlos.


"Les resultó mejor cerrar y seguir manteniendo mediante un acuerdo con los empleados, recibir parcialmente su salario y que fueran a casa a cuidarse también...ha sido muy complicado mantener el negocio con una quinta parte del ingreso", detalló.


Hubo hoteles que cerraron de manera definitiva, la mayoría pequeños que no pertenecen a la Asociación Sonorense de Hoteles y Moteles, la cual agremia a 180 empresas, pero en la entidad hay más 400 que prestaban ese servicio, de los cuales una gran cantidad cerró sus puertas permanentemente.


Regiones como Álamos es donde más se cerraron hoteles, pero la mayoría son del tipo boutique, es decir que tiene pocas habitaciones, por lo que no es tanto problema por el mantenimiento; sin embargo, el hotel más grande de Sonora, ubicado en Puerto Peñasco, también cerró durante algunos días.


"El año pasado pintaba como un excelente año en materia turística, esto con base en mediciones que se hacen de ocupaciones y sobre todo de los eventos que venían ya programados, especialmente en Hermosillo, Ciudad Obregón, Guaymas, que son los destinos de negocios, de congresos, de convenciones, de eventos masivos y sin olvidar la parte de turismo deportivo que había agendado algunos eventos de carácter nacional y otros estatal", expuso.


Con esto no sólo ganan los hoteles donde se hospedan los visitantes, recordó, sino también restaurantes de la localidad, taxistas, servicios turísticos, entre otros que se vieron frenados por la contingencia sanitaria.


"Está pandemia vino a cambiarnos totalmente el panorama, además de que con toda seriedad y responsabilidad asumimos los decretos que el Gobierno del Estado a través de la Secretaría de Salud, Coessprison y todas las dependencias, nos invitaron a qué redujeramos nuestras ocupaciones, que en los restaurantes modificaramos los procesos de atención a clientes, que cerraramos bares los hoteles que los tenemos, salón de eventos también", detalló.


Actualmente tienen permitido un aforo de hasta el 60% de ocupación, pero es un porcentaje que no se alcanza debido a que no hay la cantidad de clientes que se presentan en épocas normales.


"Ojalá la tuviéramos, las ciudades principales como Hermosillo andan en el orden del 40% de ocupación, habrá fines de semana en Peñasco, San Carlos, en Kino que sube un poquito, por motivos obvios, ya hace calor, la gente quiere salir", apuntó.


Sin embargo, hay un área de oportunidad, que las personas que han querido salir, lo han hecho con viajes locales, dentro del estado, lo que ha permitido que se reactive un poco más el turismo y con ello la ocupación hotelera.

  • YouTube - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo
  • facebook
  • Twitter Round
5a4e2ef62da5ad73df7efe6e.png
facebook-messenger--v1.png