Por Roberto Bahena


Aunque actualmente hay una crisis migratoria en la frontera norte del País, específicamente en Coahuila, donde la caravana proveniente de Haití se ha internado atravesando la costa atlántica, no ha llegado a la frontera del lado Pacífico.


Sin embargo, asociaciones como la encabezada por el padre José Gilberto Lezama Rodríguez, fundador del Comedor del Migrante ubicado en el ejido La Victoria, cerca de las vías del tren, mismo que ya tiene 12 años al pendiente de brindar apoyo al viajero, que están a la expectativa, por si se presentan caravanas de haitianos.


El también conocido con cariño entre migrantes y personas en situación de calle como padre "Verduritas", manifestó que actualmente continúa el paso de centroamericanos, pero no se han presentado haitianos, ni tampoco caravanas como otros años.


“Sí sabemos y tenemos monitoreada, un poquito, lo que es la frontera sur, tanto de mucho centroamericano que está ahí en la frontera sur, estamos muy pendientes en la cuestión de que está pasando con los haitianos, pero básicamente lo que es el Pacífico está tranquilo. Ahorita a la mejor andan por el lado del Golfo, no sé si se les presta más a los migrantes, para cuestiones de que está más cerca del sur del País, además de la cuestión del clima, pues, aunque hace calor, no es tanto como aquí”, expuso.


El sacerdote afirmó que tratan de estar preparados para cualquier eventualidad migrante que se presente por el noroeste de México, en específico por Hermosillo, aunque regularmente sólo es una ciudad de paso o conecte; pero en caso de requerirlo brindan alimento, agua y en caso de ser necesario, un techo donde renovar fuerzas y que continúen su viaje.


“Ahorita sí ha estado tranquilo, han estado pasando sobre todo por este lugar, lo que es el Pacífico, ahorita lo que es salvadoreño, hondureño y de Guatemala, igual que el de Nicaragua. Pero básicamente nosotros fungimos como enlace, les damos comida, atención médica, ropa y dependiendo de si lo solicitan, un lugar donde poder descansar, lo tenemos ahí en la iglesia o dependiendo de si vienen niños o algo, el Centro María Auxiliadora”, apuntó.


Uno de los principales ayudantes del padre Gilberto, es el también migrante Santos Antonio Ramírez Martínez, originario de El Salvador, quien se unió a la causa desde hace ya dos años, para ayudar con la entrega de alimentos a migrantes, así como a personas en situación de indigencia, lo cual hace a diario a las 10 de la mañana a bordo de un triciclo.


“llegué igual que todos, en tren, caminando para llegar a la frontera, pero ya Dios me puso quedarme aquí y ya le estoy echando la mano aquí en el comedor, un grupo que habemos aquí, la comunidad del padre; de la comunidad del padre y gracias a Dios ya agarré el ambiente aquí”, recordó.


Santos Antonio, es el encargado de identificar cuántos migrantes hay en el sector para preparar los alimentos y entregarlos, por lo que también está enterado de dónde son principalmente las personas que van de paso en el tren y hasta el momento no se han detectado haitianos.


“Ahorita no, no han pasado, alguno que era de Cuba, que estaba ahí, pero ya hace como un mes, que andaba buscando trabajo, pero ya agarró camino”, puntualizó.

  • YouTube - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo
  • facebook
  • Twitter Round
5a4e2ef62da5ad73df7efe6e.png
facebook-messenger--v1.png