Por Roberto Bahena


Luego de los hechos violentos en agravio a integrantes de la etnia Yaqui, la Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) externó su preocupación por los ocurrido las últimas semanas, en el estado de Sonora.


Por ello, pidió mediante un comunicado oficial a las autoridades mexicanas de los tres órdenes de gobierno que garanticen los derechos a la libertad, la paz y la seguridad de la tribu.


Asimismo, exigen que se realice una investigación urgente y exhaustiva de los distintos hechos ocurridos y que no haya impunidad, además de que se lleven a cabo las acciones de búsqueda para localizar a las personas yaquis que se encuentran desaparecidas.


La ONU-DH expuso que en los últimos meses desapareció Pablo Hernández García, de Vícam; Lorena Josefina Valenzuela Esquer, hermana del activista Mario Luna, aunque ya fue localizada; y fueron asesinados Luis Ubando Domínguez Mendoza y Tomás Rojo Valencia, líderes de la tribu, todo entre los meses de mayo y junio.


"La desaparición y los asesinatos de líderes yaquis se dan en el contexto del impulso a un Plan de Justicia para el Pueblo Yaqui, proceso mediante el cual el Estado mexicano busca atender los reclamos ancestrales de dicho pueblo sobre sus tierras, territorio, agua y desarrollo integral. En este sentido y ante estos graves hechos, la ONU-DH hace un llamado a todas las autoridades del Estado mexicano para que redoblen sus esfuerzos y coordinación para poner fin a la violencia en el territorio de la Tribu Yaqui", indica el documento.

  • YouTube - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo
  • facebook
  • Twitter Round
5a4e2ef62da5ad73df7efe6e.png
facebook-messenger--v1.png