top of page

Por Roberto Bahena


Un perro de la raza Akita atacó a un niño de 10 años, lo cual le causó una fractura expuesta de antebrazo, hecho sucedido el pasado 21 de noviembre, pero que fue denunciado hasta el día de ayer por su abuelo.





A las 12:30 horas del lunes, agentes municipales acudieron a un domicilio ubicado en calle Carpena y San Luis Potosí, de la colonia Country Club, donde reportaba a un menor lesionado por mordedura de perro.


Al llegar se entrevistaron con una persona de 66 años de edad, quien indicó que el pasado lunes 21 de noviembre, alrededor de las 16:30 horas, su nieto de 10 años había sido atacado por un perro de la raza Akita, color café con blanco.


Esto le ocasionó una fractura expuesta en el antebrazo izquierdo, y hasta el día domingo de la semana pasada fue dado de alta, por lo que optó por poner el reporte del hecho a través de la aplicación del Ayuntamiento.

Comentários


facebook-messenger--v1.png
bottom of page