Fotos cortesía Explore Sonora

Por Roberto Bahena


Cada 18 de abril desde 1982 se conmemora el Día Internacional de los Monumentos y Sitios, luego de que fue propuesto por el Consejo Internacional de Monumentos y Sitios, pero fue aprobado hasta 1983 por la Asamblea General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco, por sus siglas en inglés). Esto para promover la diversidad patrimonial cultural de la humanidad.


Ignacio Lagarda Lagarda, cronista de la ciudad de Hermosillo, explicó que hasta el año 2018, había en Hermosillo 115 obras, entre las cuales 46 son bustos, 35 estatuas, 22 monumentos, 7 esculturas y 5 altorrelieves.


Sin embargo, consideró que dentro de las estatuas más importantes se encuentran las de los generales Ignacio Pesqueira García y Jesús García Morales, mismos que se encuentran colocadas en el interior del Palacio de Gobierno, así como la de Miguel Hidalgo instalada en la Plaza Hidalgo, esto por ser las más antiguas.


A esas les siguen la de Jesús García Corona, en el Parque Madero; así como las de los presidentes de México en el bulevar Rodríguez, además de la de Benito Juárez en los jardines del Centro de Gobierno.


También la del explorador Juan Bautista de Anza, ubicada en la esquina de los bulevares Encinas y Rodríguez; así como la del padre Eusebio Francisco Kino, que está en el atrio de la Catedral de Hermosillo.


El cronista detalló que luego del fenómeno conocido como “estatuomanía” en 1888, con el cual se buscaba la propagación del nacionalismo en México, para crear una identidad nacional más definida, por ello en 1889 en Hermosillo, gobernadores sonorenses porfiristas, como Ramón Corral y Luis Emeterio Torres, se encargaron de darle seguimiento a esa convocatoria.

Para ello eligieron como héroes a caudillos como Ignacio Pesqueira García y Jesús García Morales, por lo que colocaron sus estatuas en el Palacio de Gobierno, donde se encuentran hasta hoy en la actualidad.


“Ambos personajes políticos de Sonora habían participado en la Guerra de Reforma, en la intervención extranjera y el Segundo Imperio. El primero murió en 1886 y el segundo en 1883, por lo que estaba muy vigente el sentido de conmemorar su vida y obra”, indicó.


Para tales motivos se comisionó al escultor de origen franco-italiano, Henry Alciati, nativo de Marsella, Francia, aunque avecindado en México desde 1889 como maestro de la Escuela Nacional de Bellas Artes y para 1891, el Gobierno de México le encargó la elaboración de estatuas de héroes nacionales para el Paseo de la Reforma de la Ciudad de México; pero su mayor obra sería en 1910, cuando realizó la escultura del Ángel de la Independencia.


“También se edificó una estatua en honor a Miguel Hidalgo, en el marco de los festejos del centenario de la Independencia en 1910, para lo que se formó el Comité de Suscripción Popular Pro-monumento del padre Miguel Hidalgo, sin embargo, poco después el encargo lo asumiría la Comisión del Centenario. La estatua de Hidalgo fue proyectada desde 1908 por el arquitecto italiano Aquiles Baldassi, un comerciante italiano e ilustre artista del mármol que también elaboró el plano de la fachada de la Catedral Metropolitana de Hermosillo”, indicó.


Para el 15 de septiembre de 1910, en el marco del Centenario de la Independencia, en la calzada Centenario se inauguró el jardín Hidalgo, donde se colocó al día siguiente la primera piedra del monumento de bronce y con base de mármol de Carrara, Italia. Para el 1 de julio de 1914 la estatua fue derribada por un rayo, pero no sufrió daños graves. Ya para 1923 una vez reparada, fue colocada en la Plaza Hidalgo, que se ubicaba en calle Obregón, entre Garmendia y Yáñez, dónde está actualmente. Pero antes de quedar de manera definitiva ahí, fue llevada a la Plaza 16 de septiembre a finales de la década de los 50 y regresada a la Plaza Hidalgo en el 2000.


“Las primeras tres estatuas en Hermosillo reforzaron el elemento histórico haciéndolo público y resaltaron así a los héroes distinguidos de la época. Se trataba de preservar la memoria histórica, la cual era un medio para la gestación de la identidad nacional”, enfatizó.

Esto es un poco de la historia de las principales estatuas y monumentos que hay en Hermosillo, así que la próxima vez que veas alguna de éstas, recuerda que tienen una antigüedad considerable y un valor patriótico.

  • YouTube - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo
  • facebook
  • Twitter Round
5a4e2ef62da5ad73df7efe6e.png
facebook-messenger--v1.png