top of page

Por Roberto Bahena


Un joven de nombre Luis Enrique "N", de 18 años de edad, fue detenido por agentes de la Policía Preventiva Municipal, luego de haber agredido verbalmente a su padres, así como dañar su casa con un bate de béisbol, todo por exigir que le sirvieran comida al llegar de la calle y desearles la muerte.


A las 08:20 de la noche del miércoles, los municipales acudieron a un domicilio ubicado en calle Caravia y Retorno Caravia, del fraccionamiento Urbi Villa Campestre, al poniente de la ciudad, donde reportaban el caso de violencia intrafamiliar.



(Imagen De Archivo)


Al llegar, se entrevistaron con el reportante, quien indicó que su hijo de 18 años de edad llegó a la casa con actitud agresiva y exigiéndole a su madre que le sirviera comida, a la vez que les decía a sus padres que ya deberían de morirse.


Al reclamarle tal actuar, el adolescente se tornó violento y tomó un bat con el que quebró los cristales de las ventanas, dañó las puertas y otras partes de la casa, por lo que decidieron pedir ayuda al número de emergencias 911.


Ante los señalamientos, el joven agresor, quien aún se encontraba en el domicilio, fue detenido por los policías y puesto a disposición del Ministerio Público para su investigación por los delitos de daños y violencia intrafamiliar.

Comments


facebook-messenger--v1.png
bottom of page