Por Roberto Bahena


El Instituto Superior de Auditoría y Fiscalización (ISAF), en colaboración con la Secretaría de Hacienda realizan una investigación para conocer el destino que se les dio a más de mil millones de pesos producto de la venta de los estadios de béisbol de Héctor Espino y Tomás Oroz Gaytán.





Jesús Manuel Acuña Méndez, director del Isssteson, manifestó que el recurso proveniente de las ventas de los ex estadios de Naranjeros de Hermosillo y Yaquis de Ciudad Obregón, nunca llegó a las arcas del instituto a pesar de que se había dicho sería para el rescate de sus finanzas.


“No, no, ya se les ha dicho públicamente en las mañaneras que no llegó ese dinero, el propio ISAF está conduciendo una investigación al respecto en coordinación con la Secretaría de Hacienda y llegará la información pronta, pero te puedo decir que los famosos mil millones no llegaron al Isssteson”, aseveró.


Desde el pasado 08 de mayo del 2019 la Federación oficializó la compra de ambos estadios, por los que se pagó una cifra de mil 057 millones de pesos al gobierno del Estado encabezado por Claudia Pavlovich, para que los inmuebles sirvan como academia de béisbol de Probeis.


Sin embargo, ante el arribo de la pandemia a la entidad, se le dio otro destino al dinero, por lo que es necesario que se aclare al 100% en que se gastó el dinero, consideró el funcionario público, además de que se había pedido un préstamo durante aquella administración para invertir en la contingencia sanitaria.


“Se cacaraqueo muchísimo, los famosos mil millones y luego vino la pandemia que tanto nos afectó, pero que benefició a muchos porque bajo el pretexto que tenemos que salvar vidas muy rápido, hay que comprar cosas de emergencia, pues se fue a la opacidad el manejo de esos recursos”, puntualizó.

  • YouTube - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo
  • facebook
  • Twitter Round
5a4e2ef62da5ad73df7efe6e.png
facebook-messenger--v1.png