top of page

Hamás hizo una fuerte denuncia al afirmar que los cuerpos de palestinos devueltos a Gaza por parte de Israel presentaban evidencia de "robo" de órganos.


Mientras que el Gobierno israelí respondió afirmando su compromiso con el respeto a la integridad de los cadáveres, alegando que este proceso se lleva a cabo para determinar si corresponden a rehenes previamente asesinados por el grupo islamista.





En un comunicado, Hamás aseguró que Israel entregó en Rafah, en el sur de Gaza, cerca de 80 cuerpos en descomposición, "difíciles de reconocer, tras haberlos sacado de diferentes zonas de la Franja" palestina.


Por su parte, el portavoz del Gobierno de Israel, Eylon Levy, en rueda de prensa en Jerusalén se remitió a pronunciamientos anteriores del Ejército israelí en el sentido de que los cuerpos son llevados para ser identificados por si fueran algunos de los rehenes capturados por Hamás.




コメント


facebook-messenger--v1.png
bottom of page