top of page

Armando Aguilar


Este miércoles se cumplió una deuda histórica con la población de Álamos en relación al abasto de agua; al ser inaugurado el acueducto Macoyahui-Álamos por el gobernador Alfonso Durazo.




Por tratarse de un mandato de seguridad hídrica para los habitantes, Ariel Monge Martinez, el titular de la Comisión Nacional de Agua (CEA) en Sonora informó que se trata de una magna obra para la ciudad ya que cobra una inversión de 11 mil pesos por habitante, la más alta en el estado.


Con el propósito de ponerle fin al problema de agua en Álamos que se registra desde 1992; a pesar de los intentos de obras fallidos.


"Ahora está obra se hizo con toda la seguridad técnica para garantizar el servicio a largo plazo, este acueducto se alimenta del cause del Río Mayo que está de este punto a 35 kilómetros y elevamos el agua a 313 metros; la ubicación de la obra de toma está entre las dos presas Pilares y Mocuzari de tal suerte que vamos a garantizar que siempre se tenga una filtración de agua aún en el peor escenario", aseguró.


Motivo por el que se invirtieron 97 millones de pesos y en relación a la obra, Alfonso Durazo recordó a la población que los primeros días el agua no tenga la calidad requerida para el consumo humano, hasta que se limpié toda la red por lo que es necesario que se distribuya y que se aproveche para lavar y otros servicios.


"Es un acueducto de 40 kilómetros que viene desde el Río Mayo, 2500 metros cúbicos en este depósito y va a aportar 65 litros por segundo que van a ayudarles a ustedes a olvidar el mal trago de los tandeos y de la falta de agua", aseguró.


También mencionó que se apoyará con paneles solares para el costo de consumo de energía del acueducto para los habitantes de Álamos.

Comments


facebook-messenger--v1.png
bottom of page