Por Roberto Bahena


Cada 30 de abril se conmemora el Día de la Niña y el Niño en Sonora, al igual que en todo México, pero esta no es una celebración sólo para regalar dulces, juguetes y pastel a los pequeños del hogar, si no que tiene un trasfondo más profundo.


Fue en 1925 cuando se proclamó por primera ocasión el Día Internacional del Niño, esto en Ginebra, durante la Conferencia Mundial sobre Bienestar Infantil, de manera posterior a la Primera Guerra Mundial, desde entonces se celebra el 1 de junio en la mayoría de los países. Aunque en la Organización de las Naciones Unidas (ONU) es cada 20 de noviembre, con el nombre de Día Universal del Niño; mientras que en México el 30 de abril.


Una de las cuestiones paralelas a las que se les ha dado prioridad es para erradicar el trabajo infantil; sin embargo, La Encuesta Nacional de Trabajo Infantil (ENTI) 2019 marca que en Sonora cinco de cada 100 niñas, niños y adolescentes, de entre cinco y 17 años de edad, se ven en la necesidad de laborar.


Esto quiere decir que si en Sonora el Censo de Población y Vivienda 2020 del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi) marca que existe un total de 657 mil 829 niñas, niños y adolescentes en ese rango de edad, son alrededor de 32 mil 891 los menores que trabajan en la entidad.


Son 20 los derechos de las niñas, niños y adolescentes, y aunque todos son importantes, los más sobresalientes son a la vida, a la supervivencia y al desarrollo; a la identidad; a vivir en familia; a la igualdad sustantiva; a no ser discriminado; a la educación; a una vida libre de violencia y a la integridad personal, entre otros.


Aunque 62 de cada 100 menores viven con su madre y padre; también hay otros modelos de familia, pues 26 residen solo con la mamá; dos solo con el papá, y la realidad más cruel cinco con ninguno de ellos.


A pesar de que la gran mayoría de los menores de entre tres y 17 años de edad sí, acuden a la escuela, aún hay un rezago importante en el estado, pues dos de cada 10 no tienen esa oportunidad.


Otra de las realidades es que el 2% de las niñas, niños o adolescentes sonorenses tienen algún tipo de discapacidad o limitación para realizar sus actividades cotidianas.


Otro problema es que en Sonora hay 456 mil 421 niñas y niños de entre seis y 14 años que saben leer, es decir en edad escolar, sin embargo, solo 408 mil 131 saben hacerlo, mientras que 46 mil 085, lo que representa el 11.29%.


El último censo de Población y Vivienda del Inegi 2020, también señala que en Sonora hay 876 mil 174 niñas, niños y adolescentes de cero a 17 años de edad; de los cuales 49.1% son mujeres y el 50.9% hombres, quienes merecen que esté 30 de abril se haga un examen de conciencia y se verifique si se respetan sus derechos.

  • YouTube - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo
  • facebook
  • Twitter Round
5a4e2ef62da5ad73df7efe6e.png
facebook-messenger--v1.png