Por Roberto Bahena


Ante rumores que han permeado entorno a la boda de una de las hijas de la Gobernadora de Sonora, Claudia Pavlovich Arellano, ésta respondió por medio de sus redes sociales que se trata de un ataque político y violencia de género.


Esto ante la boda de Claudia Torres Pavlovich, hija de la mandataria, quien contrajo nupcias en el municipio de Tequila, Jalisco, dónde supuestamente hubo más de mil invitados, festejo dónde cantó Alejandro Fernández, imágenes que fueron filtradas en redes sociales.


La mandataria estatal compartió en sus redes sociales que estos ataques se dan en medio del proceso electoral y después de haber firmado un pacto para la democracia a nivel nacional, pero su familia y su persona son atacadas con verdades a medias, así como mentiras.


“Como suele ser la violencia de género, pretende dañarme en lo personal y en lo profesional; pero esta vez fueron más allá, y no solo me dañan a mí sino a lo más preciado que una mujer puede tener, su familia, sus hijos. Creen que así nos van a doblar, pierden su tiempo, no saben que el temple se hereda. No enumeraré cada uno de los absurdos e insultos que se han dicho, porque es darle juego a una campaña ociosa que lo único que busca es sembrar odio y confundir a quienes me han dado su confianza como gobernadora”, consideró.


Pavlovich Arellano rememoró que desde su etapa como candidata a la Gubernatura fue víctima de campañas negras y de violencia de género, en dónde incluso se han burlado de su aspecto y han demeritado su capacidad para el trabajo.


“He vivido en carne propia la violencia de género que ha venido acompañada de señalamientos, burlas, acoso, discriminación, de todo tipo, críticas por mi apariencia, si estoy gorda, si estoy operada, si me visto bien, hasta cuestionamientos sobre mi capacidad para tomar decisiones… todo por el simple hecho de ser mujer”, enfatizó.

  • YouTube - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo
  • facebook
  • Twitter Round
5a4e2ef62da5ad73df7efe6e.png
facebook-messenger--v1.png