Monterrey, Nuevo León.- Leandro Ríos recibió la noche del sábado el máximo galardón al que un cantante puede aspirar y eso fue el aplauso, cariño y apoyo incondicional de los 10,500 asistentes a su concierto en la Arena Monterrey.





Con una majestuosa y espectacular producción el cantante demostró que sí es profeta en su tierra y que después de XV Años es hoy el máximo exponente jóven de la música norteña.


Fue en punto de las 21:00 hrs. que el show iniciaba con el grupo abridor de la noche a cargo de Oscar Ayala Jr. quién después de una hora dió paso para que a las 22:00 hrs. con una semblanza de su carrera se anunciaba la presencia de “El Penco”, quién acompañado de un ballet folclórico salió a escena para interpretar “El Corrido de Monterrey”.





Recién iniciada la noche el cantante tomó una botella de dos que tenía guardadas y pertenecían a su padre, una de estas se la tomó el día de su boda y la otra la destapó esa noche para brindar con sus paisanos el sold out en dicho recinto.


“Señorita”, “Angel de piel morena”, “Estrellas en tus ojos” y “La Picaré” fueron de los primeros temas de la noche, pero eso solo era el comienzo porque faltaba ver la mejor parte.


Para engalanar este gran show Leandro contó con varios invitados, entre ellos estuvieron Kike Maldonado, Gallo Elizalde, Edwin Luna y la Trakalosa, Paco Silva y Los Dos Migueles.


El cantante sorprendió a sus seguidores cuando cambió de escenario y a mitad de su show apareció de forma sorpresiva en un templete colocado atrás de la cancha donde pudo estar más cerca de su público. Ahí cantó los temas “Apenas te fuise Ayer” y “Oye Viejo”; posteriormente inició su caminata entre el público cantando “El Mudo”, y así entre fotos y abrazos de su gente llegó al escenario principal.


Cuando Edwin Luna fue anunciado por Leandro como otro de los invitados se desató la euforia y algunas lágrimas de los asistentes al interpretar “Préstame a mi padre” que junto con “Debajo del Sombrero” fueron de los temas más coreados de la noche.

La algarabía del público fue subiendo al calor de las copas y el paso de los temas, fue entonces cuando tocó el turno a Paco Silva quien con su cumbia colombiana cantó junto al Penco “Las Chiquillas” y “La Mujer del Zapatero”. La respuesta de la gente no se hizo esperar, tanto que regresaron a Paco dos veces lo que provocó las lágrimas del líder de la Tropa Colombiana.


Cuando parecía que ya terminaba el concierto, apareció en el escenario German Chávez CEO de Remex Music para entregar a Leandro un reconocimiento por sus XV Años de trayectoria.


Y para cerrar con broche de oro y con un público por demás eufórico aparecieron en el escenario Los Dos Migueles quienes junto al penco lograron un coro monumental al interpretar “Cruz de Madera” y “Mi amigo el borracho” entre otras, y así culminar una noche de ensueño donde Leandro Ríos vió coronado su esfuerzo a lo largo de XV Años.

  • YouTube - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo
  • facebook
  • Twitter Round
5a4e2ef62da5ad73df7efe6e.png
facebook-messenger--v1.png