Por Roberto Bahena


El resintió del Congreso del Estado fue clausurado simbólicamente por miembros de la comunidad LGBTTTIQ+, para exigir a la LXII legislatura aprueben la iniciativa del matrimonio igualitario, antes de concluyan su periodo en septiembre próximo.


Moisés Barraza, del colectivo Sonora Pride, explicó que está clausura simbólica se debió a la renuencia de los diputados de la LVXII legislatura a dictaminar la reforma de ley que quitaría las actuales trabajas al matrimonio igualitario en la entidad.


"El 5 de agosto del 2019 la diputada Yumiko Palomares de Morena presentó una iniciativa para reformar el Código de Familia del Estado de Sonora con el fin de permitir el matrimonio entre personas del mismo sexo, sin necesidad de recurrir a amparo, esta iniciativa fue turnada a dos comisiones del Congreso para ser dictaminada antes de pasar al Plano del Congreso para su votación; en dos ocasiones se han reunido estás comisiones para emitir el dictamen y en ambas ocasiones la congelaron, es decir, no emitieron dictamen ni en contra, ni a favor", expuso.


La semana pasada de nueva cuenta la diputada Palomares y miembros de diversos colectivos LGBT presentaron un escrito oficial para que se dictamine la iniciativa, pero no se obtuvo respuesta alguna.


"Esta clausura simbólica la hacemos para recordarles a las y los diputados de las comisiones de Equidad de Género, y Justicia y Derechos Humanos, que están faltando a su responsabilidad como legisladores al congelar la iniciativa del matrimonio igualitario", enfatizó.


Asimismo, afirmó que ha intentado comunicarse con la diputada Alivia Gaytán, presidenta de la Comisión de Igualdad de Género, la cual es la de origen de la iniciativa y no ha obtenido respuesta; mismo caso con el diputado Eduardo Urbina, presidente de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos, quien también ha hecho caso omiso.


"Vamos a seguir trabajando en esta iniciativa, no la vamos a dejar morir, porque nosotros estamos luchando por nuestros derechos, derechos que nos han negado durante décadas, recientemente se aprobó el matrimonio igualitario en Sinaloa y en Baja California, ya es una realidad en Chihuahua y en Baja California Sur, y Sonora está en una isla donde los derechos no han llegado para nosotros", sentenció.


Ya han tenido acercamientos con diputadas y diputados electos de la próxima legislatura para que retomen la iniciativa del matrimonio igualitario, de quienes hasta el momento han tenido buena aceptación.


Por su parte, Alberto Hernández, del colectivo Sonora Incluyente, subrayó que la clausura se hizo en acuerdo con miembros de diversos grupos de todo el estado, debido a que la falta de garantías los hace más susceptibles a sufrir discriminación o violencia.

  • YouTube - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo
  • facebook
  • Twitter Round
5a4e2ef62da5ad73df7efe6e.png
facebook-messenger--v1.png