top of page

Por Roberto Bahena


Como cada 02 de febrero habitantes del recién nombrado como Barrio Mágico, realizan la kermés para ayudar al mantenimiento del Santuario de Nuestra Señora de la Candelaria, con la venta de tamales.


Irma Beatriz Castro López, hermana mayor del grupo de celadoras del Santuario de Nuestra Señora de la Candelaria, indicó que se trata de una tradición de más de 70 años.




“La tradición ésta, dicen que data de entre los años 50 y 60, que dicen que en las calles ponían hornillas y en botes de manteca, ahí ponían a cocer los tamales y así vino evolucionando hasta ahora, o que es la kermés”, expuso.


Anualmente se preparan más de 10 mil tamales de carne y 5 mil de elote, cuya preparación dura alrededor de 13 días, tiempo en el que trabajan unas 15 personas de 10:00 am a 06:00 pm con la elaboración desde el cocimiento de la carne, elaboración del chile colorado, preparación del relleno y posteriormente untar los tamales.


“Hoy como es el día grande empezamos a cocer los tamales desde las cuatro de la mañana para que estén listos para alrededor de las siete de la mañana que es cuando empieza la venta de los tamales, vamos a estar aquí todo el día hasta las ocho, nueve de la noche en la venta y si Dios quiere vamos a estar mañana y posiblemente el domingo si es que nos quedan ya para el domingo”, apuntó.


Esto atrae a visitantes de toda la ciudad e incluso foráneos.


“Nos alborotamos y vinimos a los tamales - ¿y qué le parecen? - Muy bien, muy bonito, muy buenos los tamales, muy buen ambiente y muy buen clima también - ¿y se va a quedar para la fiesta? – pues a ver si hay baile a la mejor y sí. (risas)”, manifestó Leticia Diarte, visitante de Cananea.


“Es la primera vez que venimos y andamos encantadas ¿y qué le parecieron los tamales? Muy buenos están eh, muy buenos, comimos de carne y están muy buenos - ¿y la tradición qué le parece? – muy buena también, me gusta, me gustan las tradiciones a mí y más así tipo pueblo, está muy bonito - ¿entraron a misa también? – llegamos tardecito (risa)”, expuso Eva Amaya, visitante de la colonia Milán.

Comments


facebook-messenger--v1.png
bottom of page