top of page

Por Roberto Bahena


Alumnos de la escuela primaria Enrique Quijada no han podido llevar sus clases desde hace dos días, debido a una enorme laguna de agua estancada que se formó en el acceso al plantel, después de las lluvias del pasado martes.





Aunado a esto, el agua y lodo se metieron a dos salones de clases y el resto de las áreas quedaron totalmente enlodadas, pues el agua subió tanto de nivel, que el plantel completo se vio afectado.


Esta no es una situación nueva, pues constantemente ocurren inundaciones en la escuela y casas aledañas, debido a que durante las lluvias las aguas del bulevar García Morales bajan a esa zona por estar a desnivel.


Por ello, padres de familia de alumnos del plantel, piden a autoridades de Agua de Hermosillo su colaboración para que con bombas extraigan el agua cumulada en la laguna y sanitizar el área para que los niños puedan regresar a clases.

Comments


facebook-messenger--v1.png
bottom of page