Por Roberto Bahena


Los agentes de la Jefatura de Policía Preventiva y Tránsito Municipal de Hermosillo que dieron positivo al examen toxicológico que se realizó entre el pasado martes 16 y jueves 18 de febrero, ya fueron desarmados y están en proceso.


Gilberto Landeros Briseño, comisario general de la corporación municipal, aseveró que actualmente se espera el informe que emitirán los peritos especializados en sustancias prohibidas.


"Los elementos que salieron positivo, estamos esperando el informe de los peritos para proceder como marca, estos tienen que retirarse del servicio", aseveró el jefe policiaco.


Esta prueba fue aplicada a mil 100 elementos municipales, de los cuales seis dieron positivo, aunque uno presentó una prescripción médica, pero será analizado por los peritos del Centro de Investigación Forense (CIF) de la Fiscalía General de Justicia del Estado.


También se presentó un caso de deserción, pues el oficial se retiró del lugar antes de realizarse la prueba, por lo cual también entrará al proceso ante la Comisión de Honor, Justicia y Promoción, para ser dados de baja.


"Definitivamente que sí, inmediatamente se procede a desarmar y se hace un procedimiento, se tiene que someter al Consejo de Honor y Justicia para los fines que corresponden", concluyó Landeros Briseño.


Este proceso de exámenes es obligatorio para los agentes en activo, para renovar la Licencia Colectiva de Portación de Armas de Fuego que expide la Secretaría de la Defensa Nacional a las corporaciones policiacas.

  • YouTube - Círculo Negro
  • Instagram - Negro Círculo
  • facebook
  • Twitter Round
5a4e2ef62da5ad73df7efe6e.png
facebook-messenger--v1.png